Casa de oficios en la Granja de San Ildefonso

La Granja de San Ildefonso situada en la parte segoviana de la Sierra de Guadarrama,  fue, en el siglo XVIII, debido a su privilegiado entorno boscoso y a la salubridad de su clima, el lugar elegido por el primer rey Borbón, Felipe V, para la construcción de un conjunto arquitectónico-paisajístico, compuesto de palacio, iglesia y jardín que aliviara su melancolía crónica y, de paso, le recordara los años de juventud trascurridos en la  Corte de Versalles.

La Casa de oficios que se encuentra justo enfrente de la entrada a los Jardines y está unido al Palacio a través del Arco del Infante, se levantó en el año 1725 por el arquitecto italiano Sempronio Subissati siguiendo esquemas tradicionales de la arquitectura española.
Su planta es rectangular y tiene tres patios en su interior. Su nombre nos da una pista de la función que tenía pues su planta baja estuvo destinada a cocinas y otras actividades relacionadas con la comida (Oficios de boca); en la planta principal se alojaba la comitiva de la corte y las buhardillas se usaban como viviendas de los empleados.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s